Balenciaga maestros de la costura

Balenciaga maestros de la costura

Investigación de Balenciaga

Weber, S. (2019). Reseña de [Balenciaga: Master of Couture, McCord Museum, Montreal, del 15 de junio al 14 de octubre de 2018, Organizada por el Victoria & Albert Museum (V&A) de Londres. Comisaria: Cynthia Cooper, Jefa de Colecciones e Investigación y Conservadora de Vestidos, Moda y Textiles del Museo McCord]. RACAR : Revue d’art canadienne / Canadian Art Review, 44(1), 117-119. https://doi.org/10.7202/1062163ar

Weber, Stephanie “Balenciaga: Master of Couture, McCord Museum, Montreal, 15 de junio a 14 de octubre de 2018, Organizada por el Victoria & Albert Museum (V&A) de Londres. Comisaria: Cynthia Cooper, Jefa de Colecciones e Investigación, y Conservadora de Vestido, Moda y Textiles, Museo McCord”. RACAR : Revue d’art canadienne / Canadian Art Review 44, nº 1 (2019) : 117-119. https://doi.org/10.7202/1062163ar

Balenciaga o ysl

Famoso por su exquisita artesanía y sus innovadores diseños, el modisto español Cristóbal Balenciaga fue conocido como “El Maestro” de la alta costura. Inspirador de los que siguen sus pasos, su obra sigue marcando la moda hoy en día.

Conozca al “Maestro “Nacido en 1895 en Getaria, un pequeño pueblo pesquero del norte de España, Cristóbal Balenciaga se inició en la moda gracias a su madre, que era costurera. Entre sus clientas se encontraban las mujeres más elegantes y glamurosas del pueblo. Con tan sólo doce años, empezó a trabajar como aprendiz en una sastrería de la vecina ciudad de San Sebastián, donde en 1917 fundó su primera casa de moda, llamada Eisa, una abreviatura del nombre de soltera de su madre.

Balenciaga abrió casas de moda en Barcelona y Madrid antes de trasladarse a París en 1937. La casa de la avenida Georges V se convirtió rápidamente en la más cara y exclusiva de la ciudad. Su formación inicial le diferenció de otros modistos de la época. Conocía su oficio a la perfección y era experto en todas las fases del proceso de confección, desde el diseño del patrón hasta el corte, el montaje y el acabado de la prenda. Para él, el proceso de diseño comenzaba con el tejido y no con un boceto, “es el tejido el que decide”, afirmaba, demostrando que sabía aprovechar los materiales de la mejor manera posible.

Experimento social de Balenciaga

Cincuenta años después de su muerte, el 23 de marzo de 1972, la contribución de Cristóbal Balenciaga a la historia de la moda es más fuerte que nunca. Fue en Suiza donde sus diseños se elevaron por primera vez a la categoría de arte, un estatus que la marca sigue teniendo hoy en día.

Cristóbal Balenciaga, el diseñador de moda español fallecido hace 50 años, fue contemporáneo de algunos de los creadores más influyentes del mundo de la moda, como Coco Chanel y Christian Dior. Sus compañeros le llamaban “El Maestro” de la alta costura.  Su legado más importante es probablemente la interacción de la moda y el arte, y su obra se exhibe como arte en museos, incluido el Cristóbal Balenciaga Museoa de Getaria, un pueblo vasco de España donde nació en 1895.La casa de moda Balenciaga, fundada por el diseñador en 1917, tuvo una existencia de montaña rusa. Debido a la Guerra Civil española, se trasladó a París en 1937; en 1969 Cristóbal Balenciaga decidió cerrar la tienda, poco antes de su muerte en 1972.  Se reabrió en 1986, bajo una nueva dirección, y hoy pertenece al grupo de lujo Kering. La marca, que desde 2015 está bajo la dirección creativa del georgiano Demna Gvasalia, sigue asociada a diseños atrevidos.

La artificación de las marcas de moda de lujo

“Miedo”. El diseñador Demna Gvasalia habla de las emociones, concretamente de las suyas propias, desencadenadas por la desalentadora tarea de presentar su primera colección de alta costura. Estamos en mayo de 2021 y el desfile es en julio. “Esto es un poco como una sesión de terapia”, añade riendo. Sus sentimientos se agudizan porque esta colección de alta costura no es sólo para él, sino para la augusta y austera casa Balenciaga, donde la alta costura -se podría decir- pasó de ser aplicada a puro arte de la mano de su fundador, Cristóbal Balenciaga, una leyenda en vida, endiosada desde entonces. Se retiró en 1968 y murió en 1972. La alta costura que lleva la etiqueta Balenciaga nunca ha sido diseñada por nadie más que él, hasta ahora. “Esta es la casa en la que la alta costura para mí es como innata, la esencia”, dice Gvasalia. “Sentí que era mi obligación”. Pero aún así, hay miedo. “Miedo a no ser suficiente. Miedo a tener que llenar estos zapatos tan grandes, dejados por ‘el maestro de todos nosotros'”. No se ríe. “No es sólo un legado: es el legado de Cristóbal Balenciaga”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad